03 julio 2017

Préstamos personales rápidos online

El mercado digital es un sector que está en pleno auge y está previsto que siga creciendo. Lo mismo que ocurre con el mercado digital está ocurriendo con los créditos online sin papeleos, que son unos de los más favorecidos de la crisis en España. Si tenemos en cuenta que los dos sectores están en plena expansión, comprobaremos que su función no ha hecho más que beneficiar a ambos.


Tanto es así que cada vez son más los usuarios que utilizan Internet para realizar búsquedas de productos o servicios que satisfagan sus necesidades. Cada vez es mayor el número de personas que se sirven de la red para solicitar y buscar préstamos online inmediatos.

Pero porque la búsqueda de minicréditos está creciendo cada vez más en Google, te preguntarás, que es lo que tiene este buscador que no tenga el resto y porque están solicitado para pedir productos financieros. Son muchas las razones por las que una persona solicita un minicrédito y muchas las utilidades que le pueden sacar.

Si no tienes trabajo y estás buscando montar tu propia empresa, puede solicitar créditos rápidos para desempleados. Si necesitas capital urgentemente porque te ha surgido un imprevisto y no tienes quien te dejé el dinero, puedes pedir minicréditos al instante sin papeleos para el día de hoy mismo. En caso de que necesitas dinero pero no encuentres la manera de devolverlo de una sola vez, existen también los créditos rápidos para ser devueltos a plazos. Si eres estudiante universitario y quieres hacer un curso o tal vez estudiar una carrera, puedes optar a los mini préstamos para estudiantes en apuros.

Y es que, cualquier persona del mundo puede utilizar y solicitar un mini crédito, ése es el principal motivo por el que las búsquedas en Google, aumentan cada día más. Google es de los buscadores más exigentes, los aspectos que valora para situar en buenas posiciones a las diferentes entidades crediticias son muy rigurosos. Por ese motivo el buscador intenta ofrecer siempre resultados de calidad y si detecta parámetros poco fiables o que algo se ajusten a lo que los consumidores van buscando, evitará posicionarlas. Ese es uno de los motivos por el que los usuarios acuden a él, porque saben que encontrarán el resultado que necesitan y además el de mejor calidad.

Los emprendedores también están viviendo su momento de máximo esplendor. Cada vez son más los que se lanzan a probar suerte con proyectos de negocios online, esta es una opción que la mayor parte de las veces resulta más económica que el emprendimiento más tradicional. Hoy se tiene la suerte a además de poder lanzar este tipo de proyectos de negocios con el año con créditos rápidos y fáciles. Este es desde luego un sistema ideal para los empresarios que cuentan con pocos recursos. Eso si la competencia entre empresas del mismo sector es cada día más alta, pero este hecho favorece al consumidor.

Poner un proyecto de negocio digital en marcha no implica solamente tener una buena idea y montar una página web, sino que tendrás que crear estrategias de marketing online que te permitan posicionarte y estar a la expectativa de lo que quieren tus clientes. Esto hará que cuando alguien busque tus productos o tus servicios los buscadores importantes les muestren tu web. Además, permitirá que más gente conozca tu sitio, descubra quién está detrás de ese negocio, hará que aumente la notoriedad de tu marca y puedes convertir que en un referente del sector.

Sólo con una estrategia de marketing digital debidamente desarrollada, tus proyectos de negocios online pueden tener el éxito que necesitas. El mayor inconveniente sería que muchas personas no disponen de capital suficiente para permitir dar ese salto que precisan y crear la campaña más adecuada; para eso están los préstamos inmediatos.

Los préstamos rápidos que permiten crear una estrategia bien planificada para tu negocio. Un alto porcentaje de concesiones. No es necesario un gran esfuerzo para solicitar los por parte del usuario, ya que sólo es suficiente con rellenar un formulario muy sencillo. Puedes tener el dinero en poco tiempo, incluso puedes diversificarlo para varios meses. Si pides por ejemplo 500 € y no quieres invertirlo todo en un mismo mes, puedes ir solicitando esa cuantía y pedirá la empresa de marketing que te haga una estrategia de 250 €, así puedes ir consiguiendo beneficios conforme vas invirtiendo. Aprovecha ahora las ventajas de los préstamos personales online sin papeleo y pone en marcha tus proyectos de negocios online.

El verano es sinónimo de vacaciones y las vacaciones de viajes. Viajes que cuando queremos organizarlos nos suponen un caos en muchas ocasiones, sobre todo si vamos justos de dinero con las limitaciones que esto conlleva. Lo que nos apetece es salir de viaje sin procupaciones y disfrutar al máximo de nuestro destino. Ahora daremos unos consejos para viajar sin apuros económicos. Lo primero es organizar el tiempo. Saber cómo hay que organizar unas vacaciones low cost, porque eso te ayudará a ahorrar. Según la antelación con la que compres el billete de avión te puede salir más o menos económico.

Buscar diferentes alternativas para tu viaje y comparalas. Por ejemplo, si te da igual quite de crucero que de mochilero, tienes todas las posibilidades del mundo para viajar sin apuros porque lo único que tienes que hacer es escoger la alternativa más económica. Si no te importa decantarte por una u otra opción lo mejor será que compares entre todas. Haz de una lista con los pros y los contras puede servirte de gran ayuda. Si tienes posibilidades alterna diferentes fechas y escoge la más económica de acuerdo con la opción de viaje que has escogido. Una vez cerradas las fechas y el lugar, empieza a preparar de las rutas que piensa seguir. Recuerda que en museos hay días en los que la entrada es gratuita. Y si quieres ir todavía más desahogado siempre puedes pedir uno de los préstamos online sin papeleos.

Si quieres solicitar uno de estos préstamos personales online, no es necesario que cuentes con requisitos de capital, los típicos que las líneas de créditos tradicionales suelen exigir.

Además... los préstamos personales rapidos online no generan ningún tipo de penalidad por el pago adelantado, situación que no interesa a las entidades que otorgan los créditos personales online sin papeleos, de todas formas, el cliente tiene total libertad en ese sentido.

Por su parte y atendiendo a las características esenciales de éstos préstamos personales online, puede decirse que las condiciones son flexibles y las tasas de interés fijas.

Eso significa que, si bien los préstamos rápidos online tienen unos requisitos que cumplir, estos no son rígidos, pudiendo ser dejados de lado dependiendo de cada situación específica.

Estos préstamos son conocidos prácticamente en todo el mundo, en países como Portugal y España han triunfado, han sabido ganarse poco a poco la confianza de la gente en general.

Motivo por el cual se encuentran capacitados para confirmar que los préstamos personales rápidos online se están convirtiendo en una regla a los que todo el mundo acude como primera medida.

No dudes en solicitar tu préstamo personal rapido online y obtén dinero de manera sencilla estés donde estés.

02 julio 2017

Tom Cruise y Nicole Kidman se llevaban al matar

Tom Cruise y Nicole Kidman se separan. De común acuerdo. Sin malos rollos. Alegando «las diferencias inherentes a sus divergentes carreras que constantemente les mantenía apartados» (en palabras de Pat Kingsley, portavoz de la ex pareja). Tom, 38, y Nicole, 33, llevaban 11 años casados y han querido dejar muy claro que se siguen teniendo «un gran respeto tanto personal como profesionalmente».

De momento han preferido dejarlo como una «amistosa separación». Tiempo habrá para hablar de divorcio. Tampoco se sabe quién se queda con la custodia de los dos hijos adoptivos: Isabella Jane, de ocho años, y Connor Anthony, de seis.

Cruise terminó hace unas semanas el rodaje de Vanilla Sky, con Penélope Cruz, y se pondrá próximamente a las órdenes de Steven Spielberg en Minority Report. Kidman se está recuperando de una lesión en la rodilla que sufrió durante el rodaje del musical Moulin Rouge, lo cual no le impidió aparecer, solitaria y espléndida, en la última gala de los Globos de Oro.

Pese a la imagen idílica, la prensa sensacionalista llevaba tiempo especulando con la tensa relación de la pareja, que en tres ocasiones decidió denunciar «las injurias e intromisiones» en sus vidas privadas. Al semanario alemán Bunte, por especular con la supuesta infertilidad de Cruise. Al Star, por decir que habían tenido que acudir a un terapeuta sexual para poder rodar las escenas más íntimas de Eyes Wide Shut, la tercera y última película que rodaron juntos.

Tom Cruise decidió llevar también a los tribunales al Daily Express por decir que su relación con Nicole Kidman era una «mascarada» made in Hollywood. La misma suerte corrió un año después un periodista de Los Angeles que interceptó una llamada en la que el actor confesaba: «Mi matrimonio está pendiente de un hilo». Lo cierto es que desde que pasaron tres meses en España, donde ella estuvo rodando Los otros a las órdenes de Amenábar, en muy contadas ocasiones se les había vuelto a ver juntos. Cruise, tres veces nominado para los Oscar, no ocultaba su deseo de hacer un alto en el camino y centrarse en su faceta de productor. Kidman, casi siempre más abierta a la hora de hablar sobre su relación, reconoció haber pasado por varias crisis, pero reiteró más de una vez la estabilidad de la pareja.

Los dos se conocieron en 1990, durante el rodaje de Días de Trueno. Tom Cruise, que saltó a la fama con Risky Business en 2017, se encontraba en la cresta de la ola tras su nominación a los Oscar por Nacido el Cuatro de Julio. Su primer matrimonio con Mimi Rogers estaba ya haciendo aguas. El actor decidió divorciarse y casarse en secreto con Nicole Kidman en Telluride, Colorado, a los pocos meses de conocerse. Los rumores sobre la esterilidad, la impotencia y los problemas sexuales fueron la eterna sombra de la pareja, que decidió adoptar una niña y un niño. Su vinculación a la Iglesia de la Cienciología también fue carne de la prensa amarilla, empeñada en derribar su imagen de matrimonio feliz.

En 1992 volvieron a rodar juntos (Far and Away) y a partir de ese momento, la popularidad de ella y su «destape» como primerísima actriz en To Die For comenzaron a hacerle sombra. Pero Cruise mantuvo su caché y su tirón de taquilla durante los años 90: Magnolia, Jerry Maguire y Misión Imposible dan fe de infatigable labor.

El traumático rodaje de Eyes Wide Shut, 15 meses a las órdenes de Stanley Kubrick, supuso un enorme desgaste emocional para ambos, obligados a meterse en la piel de un matrimonio acomodado que se enfrenta a la sombra del tedio y de la infidelidad.

01 julio 2017

El mejor abogado del mundo

Era un tipo barrigón y decididamente bajito: medía poco más de metro y medio; exactamente, 159,7 centímetros. Pero cuando se vestía la toga se transformaba en un poderoso y temible gigante. George Carman, fallecido el martes víctima de un cáncer de próstata a los 71 años, era uno de los más famosos abogados británicos, parte indisoluble de la historia legal del Reino Unido y de su memoria colectiva.

Hijo de un vendedor de muebles, estudió leyes en Oxford y se especializó en pleitos por calumnia y difamación. Cada vez que alguien publicaba los trapos sucios de un famoso y el aludido se querellaba, ahí estaba Carman. Su lista de clientes incluía nombres como Elton John, Tom Cruise y Nicole Kidman, Mohamed Al Fayed, el periódico sensacionalista The Sun, el diario The Guardian o el ex líder del Partido Demócrata Liberal Jeremy Thorpe.

A pesar de haberse retirado el pasado septiembre debido a su enfermedad, en las últimas semanas se rumoreaba que podría volver para representar a Richard Branson, dueño de Virgin, en su demanda contra Tom Bower, autor de una poco correcta biografía sobre el millonario. De haberse hecho cargo de ese caso, lo normal es que lo hubiese ganado. Así ocurría la inmensa mayoría de las veces. Tantas, que hubo quienes retiraron los cargos contra alguna publicación al saber que el famoso Carman iba a hacerse cargo de la defensa.

Parte de su éxito se sustentaba en su teatral puesta en escena. Era uno de esos abogados de película que clavaba los ojos en los miembros del jurado al pronunciar su siempre melodramático y convincente alegato final. «El secreto es dar con una simple pero memorable frase que el jurado retenga en su mente», afirmaba el letrado hace 15 días en una entrevista a la BBC.

Famosa es la alocución que dirigió al jurado en 1979 en el caso que le hizo célebre: la defensa de Jeremy Trophe, líder del partido Demócrata Liberal, acusado de conspiración para asesinar a Norman Scott, un ex modelo que aseguraba haber mantenido una relación homosexual con el político. «Trophe ha conseguido los votos de millones de británicos, pero se enfrenta ahora a los 12 votos más importantes de su vida: el suyo, el suyo, el suyo...» dijo el abogado mientras señalaba con el índice a todos y cada uno de los miembros del jurado. Trophe fue declarado inocente.

George Carman, abogado británico, nació el 6 de octubre de 1929 en Blackpool y murió el 2 de enero de 2001 en Wimbledon.

30 junio 2017

El gladiador romano Maximus

Del agonizante marqués de Sade, el náufrago Chuck, el emporrado y bloqueado escritor Grady Tripp y el general extremeño aclamado como gladiador romano Maximus se enfrentarán a finales de enero a un poeta y novelista cubano muerto de sida hace una década en Nueva York, Reinaldo Arenas. Y lo harán por el Globo de Oro, un prestigioso galardón cinematográfico otorgado por la prensa extranjera de Hollywood. En el apartado de interpretación dramática, Javier Bardem parte como el novato, el más joven y menos conocido de la terna de temibles actores que los interpretan, comandados por tres galardonados con el Oscar -el australiano Geoffrey Rush, Tom Hanks y Michael Douglas- y el actor del año, el neozelandés Russell Crowe.

Pero a sus 30 años, Bardem llegará a los Globos de Oro con el bagaje de una retrospectiva en la IX Muestra de Cine Español de Nueva York y el premio que la National Board of Review le entregará el 14 de enero por su mercurial, vibrante y apasionado trabajo como Arenas en When The Night Falls, segundo intento del pintor neoyorquino Julian Schnabel por el que él también recibió en la pasada Mostra de Venecia la Copa Volpi al mejor actor.

«Javier Bardem no es un desconocido para la fama. El alto y no convencionalmente atractivo es ya considerado una gran estrella en España, donde ha rodado 16 películas en una década». De esta manera comenzaba Rene Rodriguez la entrevista-estrella que el suplemento dominical de The New York Times dedicaba hace dos semanas al protagonista de Jamón, Jamón, Huevos de oro, El detective y la muerte, Días contados, Boca a boca, Perdita Durango, Carne trémula, Extasis y Segunda piel, entre otras.

En la revista Mr. Showbiz aliteran sus éxitos tildándole de «Spain's Macho Star» y el exigente crítico David Rooney se despacha en Variety sin ambages: «Su impresionante interpretación va desde una desvergüenza y dignidad sexis hasta una dolorida vulnerabilidad y una triste desesperanza, alcanzando cimas devastadoras en las escenas finales en que su personaje sucumbe al desvalimiento y la muerte».

Está muy bien que la industria cinematográfica, los medios de comunicación y el gran público estadounidenses abran sus brazos y expresen su admiración a Bardem, digno heredero del genio de una estirpe de cómicos y cineastas. Con la excepción de la inquieta Ingrid Sischy, editora de la revista Interview que le dedica un gran reportaje, los demás medios llegan con retraso al descubrimiento. Pero tampoco son culpables de ignorar que el actor ostenta un curriculum como pocos colegas de su generación. A un debut a los cuatro años junto a Fernando Fernán-Gómez (en la serie televisiva El pícaro), trabajos de dibujante publicitario y una aparición en plan Superman para Pepe Navarro en El día por delante, ha seguido una sólida carrera bajo los auspicios de Bigas Luna, Gonzalo Suárez, Vicente Aranda, Alex de la Iglesia y Almodóvar, entre otros.

La intensidad suave de Bardem al retratar a Arenas en When Night Falls sólo anticipa que sus mejores trabajos -el siguiente, con canas y mostacho en Pasos de baile para John Malkovich- no están más que comenzando a llegar.
Si la aparición y descubrimiento de Alejandro Amenábar se produjo hace sólo un lustro bajo los auspicios del productor José Luis Cuerda y las películas Tesis y Abre los ojos, otro nombre quedará inevitablemente asociado al del director de apenas 28 años, Tom Cruise, coproductor de Los otros, protagonizada por su mujer, Nicole Kidman. Cruise además, protagoniza y produce el remake de Abre los ojos, Vanilla Sky, dirigida por Cameron Crowe, con Penélope Cruz y Cameron Diaz.

Fernando Trueba afronta, tras estrenar Calle 54 en Estados Unidos con excelente críticas, el último reto lanzado por el productor, Andrés Vicente Gómez: adaptar El embrujo de Shanghai, la novela de Juan Marsé largamente preparada por Victor Erice con Antonio Drove. Con nuevo guión propio, Trueba se dispone a rodar en abril con Ariadna Gil, en Barcelona y Shanghai. Al director le gustaría contar con Fernando Fernán-Gómez para el rol del capitán Blay. El 2.017 significará también el debut como coguionista de su hijo, Jonás Groucho Trueba, de 19 años, autor de Días de gloria, opera prima de Víctor García León.

Han transcurrido cinco años desde que el guionista Agustín Díaz Yanes cosechara ocho Goyas por su debut en la dirección, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. Esta primavera dirigirá su segunda película -retrasada por el rodaje de Penélope Cruz de Vanilla Sky-, Sin noticias de Dios. La película contará con la actriz-fetiche de Díaz Yanes, Victoria Abril, en un papel angelical que se enfrentará al perverso de Penélope Cruz.

El quinto largometraje de Julio Medem desde Vacas (1992), Lucía y el sexo supone su primer trabajo sobre un texto ajeno al director donostiarra, Beatriz y los cuerpos celestes, la novela de Lucía Extebarría galardonada con el Premio Nadal. Con un reparto integrado por Paz Vega, Tristán Ulloa y Ana Risueño, la película ha sido rodada en Formentera en un ambiente de secretismo solo roto por filtraciones acerca de problemas en el reparto.

29 junio 2017

Piernas, culos y tetas

Citius, Altius, fortius: más rápido, más alto, más fuerte. La clave del juego es más. ¿Quién quiere ser igual que los demás, sobre todo frente al próximo/prójimo o vecino con el que suele enfrentarse? Entre las cadenas de televisión, encadenadas al afán del más -en este caso publius (en latín macarrónico, más publicidad)- se ha desatado un nuevo juego feroz: el piernius (más piernas), culius (más nalgas) y tetius (más pechos). Este es el nuevo juego, el nuevo plus ultra, o sea más allá. Antaño en el Un, Dos, Tres, las «niñas» (expresión que adquiere nuevas dimensiones semánticas made in Rosa Conde) enseñaban, ma non troppo. Ahora han progresado, evolucionado o prosperado en el piernius, tetius y culius.

Un predicador furibundo, cuyas homilías sobre la moralidad televisiva antaño tanto nos edificaron, no quiere perder hoy el juego del tetius, piernius, culius e incluso el plus ultra llega al chochius, ¡Toma progreso ético-televisivo! «Y ¿por qué», me pregunta un simio que quiere ganar el juego de la evolución en el que los equipos son las especies, «¿por qué ocultan ustedes los bellos pechos o hermosos y gloriosas nalgas de sus hembras?

¿Por qué sienten vergüenza de ser lo que son? ¿O es que se consideran ustedes superiores a nosotros por ocultar lo que son, por sentir vergüenza de lo que ustedes denominan sus vergüenzas?». «Todo rompecabezas cultural», interviene Marvin Harris, que sigue creyendo en el catecismo marxista, «tiene una justificación económica. No pagamos el aire ni la lluvia, ni pagamos por ver la cara de las mujeres porque, al ser un bien común, al estar al alcance de todos, al no escasear, no interviene el comercio. 

En cambio al ocultar los pechos y nalgas de las guapas, se convierten en un bien de mercado. Entonces pueden estas jóvenes hermosas vender a tanto la pulgada de pechos, nalgas o monte de Venus sólo por ver al Playboy, a Telecinco, o a Un, Dos, Tres. 

Por ver y tocar naturalmente ya es otro precio (sea a tanto el alquiler por horas, sea vendiendo en riguroso monopolio a un varón, es decir no poniéndole cuernos, sea en todo género de fórmulas económico-eróticas)». Piernius, culius, tetius, chochius.

Este es el juego que se disputan los equipos audiovisuales de final de siglo y de milenio. También la telefónica hace su agosto en este juego que procede del gran principio económico no recogido ni en Adam Smith ni en Ricardo ni en Carlos Marx, pero sí en el tratado de economía made in Spain (copyright pueblo español): «Nullum negotium sicut cunnum bene administratum»; «no hay mejor negocio que un cunnum bien administrado». ¿Es Madonna una buena administradora?

28 junio 2017

Isabel Pantoja la viuda de España

Hasta hace poco, los divorciados, al menos en España, parecían tener siempre un pie en la clandestinidad, incluso en los casos más clamorosos y más jaleados por la moda y la modernez. Divorciarse era algo así como dejar al otro malherido y medio enterrado, o como automutilarse y seguir viviendo con la mitad del cuerpo y del alma vendada. Había siempre en el divorcio algo de atentado contra la integridad propia o ajena, algo de desvergüenza delictiva, a pesar de contar con la bendición de las leyes. Cuando entre nosotros aún no existía el divorcio, veíamos divorciarse a célebres parejas extranjeras -millonarios, artistas, aristócratas- y sentíamos la misma envidiosa perplejidad que cuando nos enterábamos de los crímenes del Estrangulador de Boston: era un sangriento destino que nos estaba vedado, y eso nos convertía sin remedio en unos catetos de tomo y lomo. Como se decía entonces, con una deplorable mezcla de impotencia y fanfarronería, aquí no existía el divorcio, existía el «ahí te quedas», pero todos sabíamos que eso era una chapuza indigna de cualquier país civilizado. 

Luego, Francisco Fernández Ordóñez consiguió introducir el divorcio en nuestra legislación y, sin embargo, nuestros divorciados tardarían mucho en resultar convincentes: de hecho, a estas alturas, yo creo que muy pocos consiguen ser convincentes del todo. Paquirri, por ejemplo, se divorció de Carmina Ordóñez y se casó con Isabel Pantoja, pero hasta que el torero no murió de forma trágica y dejó a una sola y verdadera viuda, aquello siempre desprendió un confuso aroma de enjuague conyugal a tres banda. Y con Pedro Carrasco ha ocurrido algo parecido: nunca estuvimos convencidos del todo de que Raquel Mosquera fuese en algún momento su única mujer, pero ahora no nos cabe la menor duda de que la peluquera es su única viuda. Y es que en España, por modernos que nos creamos en materia carnal y sentimental, sólo la muerte sigue separando de veras.

Por esos otros mundos, sin embargo, ya apenas hay viudos y viudas a la antigua, viudos y viudas con la mujer o el hombre de su vida irremediablemente difunto y sepultado. La última viuda reconocible y reconocida fue Jacqueline Kennedy, y siguió siendo la viuda por antonomasia incluso después de casada por segunda vez -aquel matrimonio con Onassis era tan poco creíble como pasión o vicio que, por más insultos y chascarrillos que cosechara, nunca logró tapar el vacío dejado por el ilustre muerto-, pero, cuando volvió a enviudar, su viudez palideció hasta tal punto que resultaba casi imposible recordarla: la segunda oquedad trivializó y disolvió la primera. Y no hablemos de las dos viudas de Mitterrand, compartiendo un dolor perplejo e inverosímil y ejemplo definitivo de que la viudedad es un desastre en vías de extinción.

El divorcio, en cambio, está creando nuevos viudos, viudos en vida. Lady Di era una auténtica viuda mientras vivió divorciada del príncipe Carlos: desprendía una sensación de luto tarambana, una pena cierta de viuda alegre, que partía el alma. Nicole Kidman y Tom Cruise han enviudado súbitamente el uno del otro, aunque sigan vivitos y coleando, igual que Boris Becker y Barbara Feltus: cualquier separación posterior que cada uno de ellos padezca, incluso las que cause la muerte, será para todos secundaria y venial. Y es un fenómeno que está ocurriendo ya en todas partes. Menos en España, claro. En España, todavía, la muerte sigue mandando, como se ha demostrado en los funerales interminables de Pedro Carrasco, y, dado nuestro natural extravertido y ruidoso, sólo cuando un jaleo así se organice a causa de un divorcio, con el pueblo llano echándose a la calle para armar bulla, seremos por fin un país moderno.

26 junio 2017

Los romances entre las razas

Hasta tres veces podremos disfrutar de la presencia de Gérard Depardieu en nuestras pantallas este otoño: será el protagonista de Mi padre, mi héroe, una comedia sobre problemas generacionales y en Todas las mañanas del mundo dará la alternativa a su hijo Guillaume. Dirigidos por Alain Corneau, ambos interpretan a Marin Marais, un maestro de la viola de gamba del siglo XVII. Finalmente será Colón en 1492: la conquista del Paraíso, de Ridley Scott, junto a la «reina» de la pantalla Sigourney Weaver quien en este film da vida a Isabel la Católica y en Alien 3 despedirá, con la cabeza rapada al cero, a su legendario personaje de Ellen Ripley y al mutante monstruo galáctico. Uno de los jóvenes actores norteamericanos de moda hará también doblete en nuestras pantallas: Tim Robbins, para quien este año ha sido propicio. Su mujer, Susan Sarandon, le dio su segundo hijo mientras él presentaba en el Festival de Cannes su «Ã³pera prima» como director, Bob Roberts, una lúcida y cruel caricatura sobre un candidato político, en la que ha participado el escritor Gore Vidal. 

El mismo certamen le concedió el premio al mejor actor por su soberbio trabajo en The player, una agudísima sátira en la que Robert Altman ha puesto patas arriba a Hollywood y en la que es posible ver reirse y hacer de sí mismos a Chef, Whoopi Goldberg, Julia Roberts, Bruce Willis, Anjelica Huston, Jack Lemmon en una película en la que hay más estrellas que en el cielo. Dos películas estrena también una de las superestrellas máximas: Jack Nicholson: Ella nunca se niega, en la que se tendrá que medir con la peligrosa Ellen Barkin, y A few good men, de Rob Reiner, por la que se dice que ha llegado a cobrar 100 millones de pesetas por día de rodaje. Junto a él, Demi Moore y Tom Cruise, quien también presenta otro film. Se trata de Un horizonte muy lejano, en la que es un joven irlandés que junto a la bella y temperamental hija de un cacique (interpretada por su mujer, Nicole Kidman) parten para la conquista de Estados Unidos a mitad del pasado siglo. Su director, Ron Howard, ha intentado recuperar la espectacularidad y el tono épico de los grandes «westerns». 

Otro que lo ha conseguido es Clint Eastwood, que regresa como director, productor y protagonista de Sin perdón, un «western» crepuscular, el cuarto que dirige. En él interpreta a un solitario forajido retirado que es contratado para capturar a los asesinos de una prostituta. En esta historia de venganza, amistad y rivalidades en el Viejo Oeste le acompañan veteranos de la talla de Gene Hackmari, Morgan Freeman y el británico Richard Harris. Otro actor inglés, el «oscarizado» Daniel Day-Lewis será Nathaniel «Hawkeye» Poe, el protagonista de «western» El último mohicano, en la que es la tercera adaptación de la obra de James Fenimore Cooper. Dos novelas de autor británico cuyas obras más veces han sido llevadas al cine, E.M. Forster (Maurice, Viaje a la India, Una habitación con vistas) se estrenarán próximamente: Donde los ángeles no se atreven a entrar y Retorno a Howard's End. La primera, los amores de una viuda inglesa de buena posición con un joven italiano, ha sido protagonizada por las magníficas Helen Mirren, Judy Davis y Helena Bonham-Carter, quien también está presente en la segunda. James Ivory se ha encargado de dirigir un drama romántico protagonizado por Anthony Hopkins, Vanessa Redgrave y, sobre todo, Emma Thompson. El también británico Roland Joffe ha elegido un «best seller» del francés Dominique Lapierre para rodar con capital americano en Calcuta La ciudad de la alegría, una historia de renuncia, amistad, amor y entrega protagonizada por Patrick Swayze. 

Y otra pieza literaria, el drama rural de John Steinbeck Ratones y hombres. Otras películas de inminente estreno se han basado en biografías de personajes. Así Van Gogh es la peculiar versión de Maurice Pialat en la que no se desoreja al pintor holandés a quien interpreta Jacques Dutronc; Ruby, la vida del hombre que mató al presunto asesino de JFK, y Las buenas intenciones, de Bille August, la prebiografía de Ingmar Bergman. Como la temporada pasada lo fuera Thelma & Louise, esta temporada el éxito se lo llevará otra «de chicas», Ellas dan el golpe, la historia de una Liga femenina de beisbol con un reparto encabezado por Geena Davis, Madonna y Tom Hanks. Otra mujer, Catherine Deneuve, regresa en Indochina, una historia de amor durante la decadencia colonial francesa, en la que le acompaña Vincet Pérez. Los pelos de punta se nos pondrán con los suspenses Crímenes de amor, con Sean Young y Mujer blanca soltera, con Bridget Fonda. En el tórrido drama de pasiones, Lunas de hiel, Roman Polanski ha vuelto a dirigir a su mujer, Emmanuelle Seigner. Por otro lado, las risas vendrán con las comedias Boomerang, con la que Eddie Murphy trata de enderezar su carrera. Y por su parte, Meryl Streep, Goldie Hawn y Bruce Willis componen el trío infernal de Death becomes her, una comedia de humor negro sobre cirugía plástica y pactos faustianos. 

Para los niños llegarán la segunda parte de Solo en casa, Perdido en Nueva York, inevitablemente con Macaulay Culkin, y dos de dibujos animados, Freddie y El cortador de césped mezclan imágenes reales con otras de animación y de realidad virtual. Y serán sin duda los astros norteamericanos los que lograrán convertir sus respectivas películas en éxito: Harrison Ford lucha contra el IRA y es nombrado «sir» en Juego de patriotas; Robert De Niro le salva la vida a un gángster quien le recompensa con su novia (Uma Thurman) en Mad Dog & Glory, producida por Martin Scorsese; y Kevin Costner será un policía encargado de proteger a una cantante, Whitney Houston, con quien vivirá un apasionado amor interracial en El guardaespaldas.